viernes, 30 de diciembre de 2016

El turismo no casa con todo

La reconversión de Asturies en un destino turístico de relumbrón, parece haberse convertido en el nuevo Santo Grial, que si lo encontramos hará acabarse nuestros males, dejará de envejecer la población, los jóvenes se quedarán a trabajar y todos tendremos trabajos dignos y con sueldos suecos, por lo menos.

Yo no lo veo tan claro. Y no lo veo claro desde dos perspectivas, una de las cuales es el tema general de este blog.

La búsqueda desesperada de turismo puede matar nuestros activos principales, a saber: identidad y naturaleza.

De momento en lo poco que he podido viajar por el mundo, he sacado en conclusión que el turismo sin identidad, sin alma, no tiene futuro. Para viajar a un sitio donde te ofrecen lo mismo que en Benidorm (disculpas a quienes les guste Benidorm), pues ya tengo Benidorm, y es más grande y mejor montado.

Para viajar a sitios que no tienen una cultura propia, un alma propia, un modo propio de vida que merezca la pena conocer y disfrutar... pues ya tengo cientos de destinos insulsos donde no hacer nada es la forma de hacer.

Y no tienen competencia posible y sí tenemos mucho que perder. 

Sirva de ejemplo de lugar turístico de excelencia donde han sabido hacer gala de su diferencia, Escocia. No tienen buen clima, ni playas, ni fantásticos hoteles, pero han vendido su historia en imágenes icónicas, mantienen unas señas de identidad impresionantes donde cada piedra, cada dólmen, cada palabra gaélica, cada casa de techo de paja, es motivo de orgullo, conservación y admiración foránea, aderezado con gaitas y un paisaje muy espectacular.. y ahí están, retroalimentando con identidad unos recursos turísticos en principio fantásticos, pero limitados.

Nosotros, por ejemplo, dejamos que sean los vascos quienes promocionen como propia la sidra y los "txuletones", que venden en nuestros restaurantes ya como propios, después de habernos comprado los xatos a precio de saldo. Un desastre.

Y en cuanto a la naturaleza. No hay lugar en el planeta que soporte la plaga de langosta que es una masa de turistas haciéndose la foto en el mismo lugar. Ni las infraestructuras de agua o alcantarillado, ni los transportes, ni la calidad de los servicios, ni por supuesto el paisaje, la flora o la fauna, soportan las hordas de turistas en busca del destino de moda.

En nada benefician los turistas avistadores de especies de moda a dichas especies. Todo lo más pueden ser neutros (hasta cierto punto) pero crear modas de avistamiento de especies en peligro no las conserva, las hace más vulnerables. 



Turistas ingleses en La Peral, avistando osos. Sin queja posible. Ya vienen educados de casa.

Respecto a la flora, pues lo mismo, con el agravante de que suelen ser muy pocos los interesados, y de estos se corre el peligro de hacer visibles enclaves desconocidos, abriéndolos a desaprensivos.

Y el paisaje.... Bueno, en Llanes están encantados con la afluencia turística, pero a los bufones de Pría ya no se puede ir y están en un estado lamentable, la playa de Gulpiyuri da dolor ver las filas de coches aparcados hasta en la autopista... o los Lagos de Covadonga, que ni fotos se pueden hacer, y los pocos valores biológicos que podrían tener... ya ni fochas va a haber en poco tiempo, porque no las dejan en paz.

Yo les pido encarecidamente a mis amigos que dejen de promocionar páginas de los lugares más bonitos de Asturias, y que si conocen alguno, que se lo callen. Que no den un "me gusta" más, que no apoyen a "los pueblos más bonitos de". Que se callen, que no lo cuenten.



Ten y Pileñes, buen par de peñes. Para quiera quiera y sepa apreciarlas.

¿Hay solución?. Yo creo que sí. Educativa.

Educar a los propios asturianos en los valores identitarios y naturales que tenemos. Al menos conocerlos y no despreciarlos. Si llegamos a respetarlos y conocerlos, probablemente llegaremos a quererlos y así a protegerlos y hacer que se protejan. Y darlos a conocer y valorarlos de forma respetuosa y con sentido. Con orden con sabiduría.

Si la sociedad asturiana no valora su patrimonio, su cultura, su paisaje, su gastronomía, su flora, su fauna, si no conocemos y conservamos con uñas y dientes lo que nos hace atractivos para ese turismo que ha de ser fuente de riqueza y ha de llevarse la necesidad de conocernos más y de volver.... entonces estamos condenados a ser devorados por hordas de turistas como parte de una forma más de consumo. 

Pero después de pasar las plagas de langosta, no queda nada.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Temporada de setas I

Con las estaciones aparecen sus diferentes pobladores, sus especies características, sus paisajes propios.
Ya en verano comienzan a parecer las setas, pero es a partir de finales de septiembre cuando en años húmedos se desbordan.
Este año parece que va a tirones. Ya van varios años en los que el verano se alarga y las lluvias se hacen menos predecibles.

Esto va haciendo cada año diferente en cuanto a la salida de las especies de setas.

Este ya ha tenido un poco de agua, calor, seca...

Ya he visto Macrolepiotas, Boletus y Agaricus entre lo que se come y alguna amanita y otras que no he llegado a clasificar, entre lo que se admira y fotografía.

Y en Asturies no ha estado mal. No ha sido espectacular, pero no ha estado mal. Pero en la montaña leonesa... pocas, muy pocas han alegrado la temporada. Y ahora ya empiezan las heladas, así que se van apagando.

Boletus queletii, con el característico pie vinoso en la base y amarillo en el resto, y después los tubos anaranjados. Azulea rápidamente. Estos estaban en Avilés, pero demasiado cerca de una carretera para poder recolectarlos.

Macrolepiota en los puertos de Ayer. 

Una pradera entera de Macrolepiotas nos alegró el día. Y la cena.


Amanita umbrinolutea. Con el aspecto típico de una amanita saliendo del huevo. Siempre me he preguntado cómo sabrán en las guías cuales son comestibles y cuáles no. Esta se supone que lo es. ¿Quién sería el valiente que la probó en primer lugar?

lunes, 5 de septiembre de 2016

"El informe Centaurea"

Vaya por delante que la demagogia es un arte, y en algunas ocasiones admirable.

Hace un par de semanas se publicó en la fuente principal de polémicas de este mínimo país, un artículo en el que se fabulaba con el efecto perverso provocado por denunciar un desastre ambiental en el Parque Natural de Somiedo. Se hablaba de una especie menor y por la que se llevaba por delante el trabajo y el honor de algunas personas bienintencionadas.

Después de leerlo pensé que era una auténtica tontería demagoga. Pero pasados los días me puse a pensar que puestos a decir tonterías yo puedo escoger cuales me parecen más razonables.

Si alguno leyó, o más probablemente vio, la película "El informe pelícano", tal vez recuerde que Julia Roberts se veía perseguida y varias veces a punto de ser asesinada por poner en circulación una "teoría de la conspiración" sobre una serie de asesinatos de jueces y una sentencia que podía torcer planes económicos por la debida protección a una especie rara de pelícano.

Pues puestos a hacer demagogia y decir tonterías, yo voy a dar mi propia versión del "Informe Centaurea".

El verano del año pasado 2015, con la limpieza de las cunetas y desbroce de los laterales de la carretera entre Aguasmestas y el Puerto de Somiedo, en vez de utilizar el desbroce manual preceptivo en las zonas sensibles o con especies vegetales protegidas, o haber tenido la precaución de consultar los tramos de especial protección, catalogados y cartografiados prácticamente desde que se declaró el Parque Natural, y sin supervisión técnica por parte de Parque, el Ayuntamiento o la Consejería de Infraestructuras (todos ellos conocedores de dichos tramos de especial tratamiento, pues se utilizó un tractor con brazo y desbrozadora de cadenas arrasando con toda la ladera de tobas calcáreas (protegidas por legislación europea entre otras) de la margen izquierda (sentido del río Somiedo) de la zona del desfiladero de La Malva.

Esa zona es sin duda una de las más sensibles de todo el Parque, especialmente por su riqueza botánica y en ella se encuentran, además, y según informe de la propia Consejería de Infraestructuras, al menos el 30% de la población mundial (de todo el mundo mundial) de la Centaurum somedanum, un endemismo casi exclusivo de Somiedo y con su nombre.

Imaginemos que estuviese en Cataluña o País Vasco. Sería poco menos que la flor nacional. Pero aquí arrasamos el 30% de su población total en poco menos de una hora.

El FAPAS presentó una denuncia a la fiscalía y el caso sigue adelante a pesar de los esfuerzos de algunos de ocultarlo o de ridiculizarlo.

Pero ahora viene la parte interesante y, por supuesto, totalmente ficticia. Imaginemos que no fue un accidente. Imaginemos que ese día no se dieron instrucciones a propósito, de manera que el tractor arrasase "sin querer" todas esa zona con Centaurea.

¿Para qué? Bueno. En estos años hay una tensión evidente para el arreglo de la carretera de Somiedo, con razón, pero casi a cualquier precio. Y la cuestión es que esa zona se quiere ensanchar. Y tal vez, solo tal vez, si no hay Centaurea, porque en un desgraciado accidente se destruyó tanto la población como el hábitat.... ¿no sería más fácil aceptar el ensanche y el informe de impacto ambiental para modificar la carretera?

Por cierto que hace años se vinculaba la fallida planta de embotellar agua de la Fuente del Oso, con la necesidad de ensanchar la carretera precisamente en esa zona del desfiladero de la Malva. *

Lo que nos lleva a que las invenciones respecto a una supuesta e inventada "Caléndula de Belmonte" son mucho menos jugosas que las invenciones acerca del porqué puede haber sido intencionada la destrucción, no de tres plantitas, sin de casi un tercio de la población de una especie protegida por todas las legislaciones a las que todos nos debemos.


*Para más información ver "Pagar la juerga de las pedaladas" en este mismo blog



Centaurea de Somiedo. 

lunes, 30 de mayo de 2016

"El hacer bien a villanos es echar agua al mar" (Don Quijote)

Supongo que al final la culpa será del "cha-cha-chá" como en la canción. Y que como de costumbre pasará rápido la noticia para que no se envalentonen los mismos y se echará sobre los "ecologistas" la culpa de todo.

Pero ya es desgracia para Asturies tener entre sus propios, gente de tan poca cordura y principios como la que pulula por aquí. Gente que se ampara en supuestos derechos propios para conculcar los de todos. 

Y mientras tanto se sigue sin hacer nada.

Se queman los montes y no pasa nada, al contrario se pone el grito en el cielo para violentar la ley y que se acaben los acotamientos. Se incumplen leyes cobrando por duplicado, y nunca más se supo, se matan lobos impunemente (o ciervos o osos o lo que tercie) y se siguen defendiendo los valores tradicionales del exterminio y las Juntas de Alimañas.

Mientras la ley no sea igual para todos y se persiga por igual a quien destruye patrimonio de todos, como el delincuente que es, esto no tendrá solución.

Vaya cualquiera a un bar de Tineo, o de Salas o de Ponga o de casi cualquier rincón de Asturies a diez km de Oviedo, y a poco que escuche sabrá quien caza furtivo, donde lo hace, cuando y cómo. Oirá barbaridades de los políticos y de los ecologistas, que a los lobos habría que exterminarlos a todos y que el ganado no da para nada.

Siempre el mismo cantar. Cantar de villanos que no quieren velar más que por su propio beneficio y a los que se les ha tratado de comprar siempre a base de subvenciones y prebendas. A eso se han acostumbrado y presionan siempre para mantener sus privilegios.

Hay cita electoral: tocan lobos colgados de la señales y vacas por el centro de Oviedo, mientras los partidos que pescan en sus aguas les ríen las gracias y disculpan a los delincuentes.  

Si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes, decía Einstein.

Si a base de subvenciones conseguimos lobos muertos, incendios, ríos envenenados, furtivos y un silencio sepulcral..... quitemos las subvenciones.

Se quema un monte para pastos: fuera todo tipo de subvenciones durante tres años. Se localizan furtivos: fuera permisos de caza durante tres años. Se matan lobos (o se hace cualquier otra barbaridad): fuera todas las subvenciones al ganado otros tres años.

A todos los del concejo correspondiente.

Sí, sí, ya lo sé: pagarían justos por pecadores. Pero solo la primera vez. A la siguiente ya se vería como se espabilaban y salían veinte a denunciar al infractor, y al igual que hoy reina la ley del silencio en nuestros pueblos, reinaría un respeto escrupuloso por cumplir las leyes mías y ajenas.

Dar dinero, subvenciones, a quienes no cumplen ni los mínimos de respeto por su entorno (que es de todos), y además nos chantajean, es "echar margaritas a los gochos".

O como decía más finamente Cervantes: "echar agua al mar"


Cabeza de lobo en el cruce de Doriga. Supongo que es el mismo mensaje que El Padrino y la cabeza de caballo cortada.

Una cabeza de lobo cuelga de una señal de tráfico a la altura de Doriga, en Salas. Esta macabra imagen es la que se encontraron los conductores a primera hora de la mañana del lunes. No es la primera vez que algo así sucede en Asturias. De hecho, en los últimos meses se han repetido con frecuencia. El enfrentamiento generado por la gestión del lobo ha producido reacciones encontradas. Los ganaderos denuncian la proliferación de ataques. Los conservacionistas critican las batidas autorizadas porque no son eficaces y suponen un deterioro de los ecosistemas. De hecho, el Fapas ha explicado que desde que se permiten cacerías controladas el número de expedientes por daños se ha disparado.  
(Fuente: La Voz de Asturias)

jueves, 26 de mayo de 2016

Biodiversidad en la Montaña Leonesa

La Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga, es un espacio sorprendente: devastada en parte por la minería de hulla, atravesada por vías de comunicación, taladrada por canteras y últimamente olvidada y en buena parte abandonada a sus suerte, conserva una biodiversidad apabullante.

Desde sabinares a rebollares, pinares, hayedos, praderas de alta montaña, pastizales, pastos xerófilos... una cantidad asombrosa de especies de invertebrados, de hongos, de mezcla de vegetación mediterránea y atlántica.

Es el complemento perfecto a la cara norte de la Cordillera.
Si a ello le sumamos una fantástica colección de puntos de interés geológico, de lugares tipo para la clasificación de las rocas de la Cordillera, y de yacimientos paleontológicos, obtenemos un paraíso de sitios donde buscar especies diferentes o variedades cercanas de lo que ya encontramos en Asturies.

De algunas de estas especies (un par de orquídeas, una mariposa....) os ofrezco una muestra fotográfica.

Lagarto ocelado (Timon lepidus) 
Muscari comosum

Mariposa arlequín ( Zerynthia rumina ), una especie típicamente mediterránea a menos de quince kilómetros en línea recta del lado cantábrico.

La habitual en este blog Orchys passionis

Una novedad para mí: la orquídea mariposa Orchis papilonacea.  no citada en Asturies y que se encuentra a una distancia mínima de la zona cantábrica.

Orchis morio, con su característica nerviación en verde

Dacthilorhiza elata. Ya estaba un poco pasada, pero era un ejemplar de tamaño medio  con todos los ingredientes de la especie.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...