miércoles, 18 de abril de 2018

Allá abajo (Orquídeas lejos de casa)

Aprovechando una escapada familiar a Córdoba, tuve la oportunidad de descubrir superficialmente alguna de las sorpresas que te depara atravesar la Cordillera y llegar a  Andalucía en primavera.

Otro pequeño mundo muy cerca y a la vez, tan lejos de casa.

Visita veloz a un pueblecito blanco llamado Zuheros, encaramado a las estribaciones del Parque Natural de las Sierras Subéticas, y al borde de la carretera dos preciosas poblaciones de orquídeas peninsulares, pero que no conozco en Asturies.

Una pincelada de lo que ha de ser una riqueza botánica excepcional, donde mirando a mi alrededor apenas reconocía un par de especies de plantas y todo me parecía nuevo.

Así que pongo unas fotos de esas especies que no se han encontrado en Asturies, aunque cambio climático mediante, seguro que tarde o temprano aparecerán.

Aún a riesgo de equivocarme con todo el equipo, las dos orquídeas sospecho que son Orchis collina y Ophrys tenthredinifera

Zuheros. Mirando a la campiña cordobesa y acostado en la Sierra.

Orchis collina

Orchis collina

Ophrys tenthredinifera

Ophrys tenthredinifera

sábado, 24 de febrero de 2018

Un poco de invierno en Somiedo

La nieve asoma cada vez de forma más tardía en Asturias y los temporales se hacen de rogar, por lo que unos pocos días con temperaturas bajas y nieve, se convierte en noticia.

Hace años que viene repitiéndose el mantra de que "cada vez nieva menos", y aunque es cierto, apenas nieva cinco días seguidos en los altos, ya todo el mundo se olvida de que eso es lo normal en invierno: frío y nieve, viento y hielo. 

En Somiedo aún queda algo de normalidad invernal y eso se traduce en algo más de dureza para el trabajo de sus habitantes, algunos días sin escuela para los niños y unas estampas hermosas. Hermosas de verdad.

Para la fauna, nada nuevo. A pesar de la enorme cantidad de bienintencionados que desean dar de comer a los pobres ciervos, rebecos y demás animalillos.

Los rebecos, por suerte, no nos necesitan para sobrevivir en la montaña de Somiedo.

Los ciervos, han bajado a los valles, y los jabalíes, también.

Así que sobreviven. Si les toca sobrevivir. 

Los demás hibernan, o emigran. 

O luchan y se buscan el pan y la sal entre la nieve.

Pronto llegará la primavera y demasiado pronto los cálidos, cada vez más cálidos y secos, veranos que se extienden hasta noviembre.
Recién nevado en Coto de Buenamadre

Azud de Hidroeléctrica a la entrada de Valle de Lago. Unos pocos azulones se amontonan en la cola del banzao

Invierno en las brañas

Camino al lago. Esta vez quedamos a la entrada de la pradera. Habíamos salido tarde y abrir huella se hacía duro en nieve polvo. Incluso con raquetas cada paso te hundes veinte o treinta centímetros.

Valle de Lago. Últimas luces del día. Al fondo los Albos

Rebecos. Tranquilos. Sin estrés invernal aparente.

Y la sorpresa del día. Un hermoso gato montés de caza.

domingo, 11 de febrero de 2018

Nieve dura. Nieve blanda

La dureza de los inviernos tiene muchos parámetros. Y dependerá de las especies, unas se ven más afectadas que otras.
Los temporales de hace unos años, nos dejaron imágenes de aves marinas muertas de inanición en las playas, o de focas jóvenes con hambre e hipotermia por la extrema delgadez.
Puede ser un invierno duro si hay muchas heladas o si estas se producen cuando ya es mayo y eres un árbol en plena floración o foliación.
Tal vez sea un invierno duro si llueve mucho, muy seguido y los insectos no acuden a su cita en abril.
Pero normalmente la imagen icónica de un invierno duro es la de las grandes nevadas, cuando los herbívoros salvajes quedan atascados en la nieve.

Es entonces cuando voces salvadoras surgen implorando compasión, alimentos y protección para los pobres ciervos abandonados en las nevadas. 

No me gusta la crueldad. Pero no comparto la lectura de la situación, ni me veo especialmente conmovido por las penurias de venados, corzos o raposos. De hecho me causan más admiración que ninguna otra cosa.

La vida salvaje se abre paso ante situaciones como las grandes nevadas con estrategias sorprendentes: evitando caminar por la nieve blanda, desplazándose por las carreteras recién limpiadas (y comiendo la sal que lanzan las quitanieves) o buscando salidas más sencillas por el cauce de los ríos, húmedos, pero con un gasto energético menor.

Acercándose a los pueblos, refugiándose bajo árboles donde queda hierba o yemas. Buscando los lugares donde la nieve se derrite por afloramiento de agua... Desplazándose a las zonas bajas huyendo sobre todo del hielo y los aludes, más traicioneros aún que la nieve blanda.

Muchos sufrirán, algunos morirán, pero el conjunto de la población saldrá adelante fortalecida.

Horas rebuscando para una recompensa bastante pobre. Raposo.

Corzo buscando alimento en las yemas de las hayas y tratando de pisar nieve dura.

Venada desplazándose lentamente por la ladera 

Un refugio inusualmente cercano a la carretera

Muy cerca y muy tranquila. Se asomó desde su refugio bajo un avellano. Nos miró y volvió al mismo lugar.

domingo, 15 de octubre de 2017

Y no se les cae la cara de vergüenza!!! (Más incendios)

Hace dos años, y hace uno y hace diez, nos quejamos y pataleamos por los incendios forestales en Asturies, que siempre, siempre coinciden con momentos de viento sur, cuando más daño puede hacer, con sequías y con lugares con cierto conflicto: madera, ganado y agravios varios contra medidas de protección del medio ambiente.

Da igual las veces que lo afirme la Guardia Civil, el Indurot, cualquier estudio y el sentido común, da igual que hayan sido los responsables de hacer desaparecer las investigaciones sobre el fuego:
Aquellos que deberían gestionar el patrimonio común, o callan como "afogaos" o tienen la desfachatez de preguntarse que a quién benefician los incendios.

Los que callan (Foro, PP sobre todo, y Ciudadanos porque no creo que tengan un plan de ningún tipo en gestión del Medio Ambiente, no les da votos) supongo que callan porque al fin y al cabo saben de sobra que son sus votantes y a los que defienden con denuedo, quienes aceptan y provocan los fuegos como herramienta de gestión "tradicional" del monte.

Y los que se preguntan tonterías (PSOE por ejemplo), estaban mejor callados, porque son los que han apoyado y apoyan al PP y Foro, en demandas tan absolutamente pirómanas, como el levantamiento de los acotamientos a los terrenos quemados para que pueda entrar el ganado en los mismos o la nueva y demencial idea de dar más poder a los mismos que queman en los órganos de gestión de los Parques Naturales, es decir, que van a poner a su amado "llobu" a cuidar "les oveyes".

Debería caérseles la cara de vergüenza y hacérselo mirar.

O por lo menos si se lo hacen mirar, rectificar, acotar por al menos 15 años los terrenos quemados y aplicar multas ejemplares a quienes metiese ganado en esos terrenos acotados. Veríamos entonces una reducción inmediata de las quemas.

¿O es que siguen pensando que son urbanitas o ecologistas quienes van a quemar el monte?

http://www.lne.es/sucesos/2017/10/15/nueve-concejos-suroccidente-riesgo-extremo/2178166.html

Ejemplo:
https://www.facebook.com/luisa.carcedo.1

Hoy 15 de Octubre. Viento sur, sequía, ni una gota de agua, zona protegida....

domingo, 14 de mayo de 2017

Una vuelta de tuerking

Con la que está cayendo en el Parque de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, no puedo evitar ponerme nostálgico y añorar los buenos tiempos en los que las gentes del Parque aclamaban con fervor las bondades de su director, la gloria de sus bosques y su hacendoso cuidado de los mismos, así como el respeto con el que trotan ligeros en carreras de montaña, mientras cuidan con mimo de su variada fauna, con el oso a la cabeza.

Tal vez el mismo director añore también esos tiempos en los que solo se pedía su dimisión por inclumplir la normativa del Parque y volar en helicóptero a menos altitud de la permitida por el interior de  la Reserva Integral de Muniellos.

Porque me deja absolutamente asombrado que ninguno de todos los que defendieron su gestión hace unos meses, no haya salido ahora a seguir defendiéndola con cuatro osos muertos por furtivismo en el entorno de Muniellos (en la puerta de Muniellos) e incendios que cercan y destruyen el espacio más protegido de Asturies, y por lo visto en su momento, el más querido, defendido y mantenido por sus habitantes o periféricos.

Ejemplo de avistamiento de osos en el entorno de Muniellos. Por desgracia envenenado

La cuestión es que una cosa en predicar y otra dar trigo. 

Y la gestión de un espacio natural como el parque de Fuentes del Narcea o Muniellos, no puede hacerse a base de buenismo, de golpes de efecto, de programas televisivos o de bailes. 

Cuando se acusa al máximo responsable de incumplir la normativa del parque por permitir la grabación de un programa de televisión cuyo único acercamiento a los valores por los que se protege Muiellos o su entorno, es totalmente banal y no ofrece ni un resquicio de educación ambiental o de rigor divulgativo, no es solo por si tiene un permiso de vuelo a baja altura o no (que también), si no porque es banalizar un espacio protegido y lanzar un mensaje de "todo vale", muy bien acogido por aquellos que están deseando desmontar el Parque y que leen el mensaje como una palanca para el incumplimiento de la legislación.

Un mensaje que ha traído desgracia y destrucción. Ha resucitado todos los fantasmas de la cerrazón más profunda.

¿Dónde está ahora el director del parque de Fuentes, de Muniellos? ¿por qué no ha dado explicaciones de lo que ocurre en su área de gestión en una contraportada periodística? ¿por qué no ha dimitido ya? ¿por qué no ha dimitido el Director de Recursos Naturales o la Consejera que tanto apoyan la labor de concienciación social del director?

Está claro que la gestión de todos ellos es nefasta y que no ha dado resultado el permisivismo. Es evidente que no hay una verdadera conciencia de conservación, y que cada vez que los "jardineros del paisaje" claman por su inocencia, es un paripé. Porque la realidad al final es cabezona y lo que ha quedado son balas, veneno y fuego.


Es evidente que la estrategia del miedo y la amenaza latente en forma de ruedas pinchadas a los guardas, amenazas de muerte o lobos decapitados, da beneficios a los delincuentes que las llevan a cabo: ni un solo detenido por la avalancha de lobos muertos por la mafia y una sentencia de muerte a 45 lobos, a pesar de que su propio partido vota a favor de su protección total en el Estado.

Hipócritas que dicen una cosa y hacen otra. Gente que grita y amenaza, que apoya la nefasta gestión de una Consejería cuya mejor baza ha sido poner a uno de los suyos a hacer "tuerking" en televisión, mientras los furtivos y los pirómanos campan a sus anchas en aquellos lugares que deberían ser el emblema de la protección.

Espero ansioso los argumentos de aquellos que defendían la actuación del director del Parque (o del Director de recursos naturales o de la Consejera porque es una única entidad) como "ejemplar".

Este es el única caso en que la autorización de sobrevuelo de espacios como Muniellos, (en este caso en la vertiente de Ibias este mes de abril) tiene pleno sentido, y jamás debería haberse dado. Por desgracia no ha habido vuelos que muestren la realidad de los incendios con el mismo espíritu comprensivo de aquellos que tuvieron tanto éxito.
No cabe duda de que el tuerking acaba poniendo a cada uno en el lugar al que corresponden sus méritos. 



viernes, 5 de mayo de 2017

A las orquídeas no les gusta la nieve

Al menos no les gusta la nieve de Mayo.

Este principio de semana amaneció nevado apenas a 1200 metros. 

Hayedos nevados con la hoja nueva 

Y a esa altitud a primeros de Mayo, ya ha empezado la floración de muchas especies, entre ellas algunas orquídeas.

Dacthylorhiza sambucina bajo la nieve

Quemadas por el frío

También ya está en marcha la salida de la hoja de las hayas, y estas tampoco disfrutan de estas heladas tardías y estas nieves de última hora.

Poca nieve en invierno, poco agua en abril y heladas y nieve en mayo. 

De nuevo se pone a prueba la resistencia de muchas especies.

Algunos piensan que el cambio climático no existe. Tampoco una helada tardía es síntoma de nada. Pero el cambio lento e inexorable comienza por los brotes.

Pocos renuevos crecerán este año en los hayedos de Somiedo. Primero la seca y hora la helada. Todos los brotes que ví estaban marchitos.

Aspecto de las hojas nuevas de las hayas tras las heladas.

No desaparecerán los árboles grandes. No será de pronto. Pero poco a poco no habrá renovación y cohortes enteras no tendrán descendencia. Y tal vez en pocas generaciones los cambios serán patentes.

Sambucina variedad amarilla

El próximo año dejarán descendencia las orquídeas tardías, aquellas que no florecieron a finales de abril. 


Orquídeas en la nieve

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...