viernes, 18 de noviembre de 2016

Temporada de setas I

Con las estaciones aparecen sus diferentes pobladores, sus especies características, sus paisajes propios.
Ya en verano comienzan a parecer las setas, pero es a partir de finales de septiembre cuando en años húmedos se desbordan.
Este año parece que va a tirones. Ya van varios años en los que el verano se alarga y las lluvias se hacen menos predecibles.

Esto va haciendo cada año diferente en cuanto a la salida de las especies de setas.

Este ya ha tenido un poco de agua, calor, seca...

Ya he visto Macrolepiotas, Boletus y Agaricus entre lo que se come y alguna amanita y otras que no he llegado a clasificar, entre lo que se admira y fotografía.

Y en Asturies no ha estado mal. No ha sido espectacular, pero no ha estado mal. Pero en la montaña leonesa... pocas, muy pocas han alegrado la temporada. Y ahora ya empiezan las heladas, así que se van apagando.

Boletus queletii, con el característico pie vinoso en la base y amarillo en el resto, y después los tubos anaranjados. Azulea rápidamente. Estos estaban en Avilés, pero demasiado cerca de una carretera para poder recolectarlos.

Macrolepiota en los puertos de Ayer. 

Una pradera entera de Macrolepiotas nos alegró el día. Y la cena.


Amanita umbrinolutea. Con el aspecto típico de una amanita saliendo del huevo. Siempre me he preguntado cómo sabrán en las guías cuales son comestibles y cuáles no. Esta se supone que lo es. ¿Quién sería el valiente que la probó en primer lugar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...