lunes, 15 de abril de 2013

Amores en la Vega Pociellu

Vega Pociellu es uno de los más increíbles lugares de Redes. Fondo de saco, en el que la lengua de un glaciar colmató y rellenó el fondo de un valle, erosionando las paredes y allanando el fondo. Cerrado casi por completo por la morrena frontal, es una pradería a menudo encharcada, ancha y larga con cabañas y restos de construcciones a ambos lados de la misma y con los bosques de hayas y abedules subiéndose por las paredes que lo cierran por tres de sus lados.
Puesta de Rana temporaria en las áreas encharcadas. Es una situación de gran precariedad, pero los regatos llevan ahora tanta agua que arrastraría las puestas y a los renacuajos.

Estos días apenas ha dado tiempo a que se derrita la nieve del último temporal, y en los regatos y charcas que inundan la pradería, se acumulan ranas por decenas tratando de aprovechar al máximo el corto tiempo de primavera, antes de que el verano reseque las fuentes y haga imposible la viabilidad de los renacuajos.  

Rana temporaria agazapada al borde de una de las zona encharcadas.
Saltos, algún macho croando, muchas puestas y varios pretendientes en las zonas más profundas delataban un ajetreo y una actividad sólo posible debido al afán reproductor.
Amplexo de Rana temporaria. Se ve claramente la diferencia entre el macho (arriba) y la hembra (debajo).
Las puestas se efectúan en zonas de aguas poco profundas. Si vuelve el frío probablemente se perderán la mayoría. Si hace demasiado calor y el nivel de agua desciende, también se perderán antes de eclosionar. No hay muchos remansos y los arroyos bajan con mucha fuerza, así que huevos y renacuajos corren grave riesgo de irse corriente abajo donde hay más depredadores. 

En Vega Pociello, en cambio sí hay una ventaja. Además del agua procedente del deshielo y que serpentea por cada ladera, forma cascadas y anega el fondo de la vega, hay una zona donde el agua sale directamente del suelo, en una surgencia de mucho caudal y con una temperatura apreciablemente superior al agua del deshielo que la rodea.

Tal vez por eso, en esa parte encharcada de la vega aumentaba, aparentemente, la densidad de ranas adultas y de puestas. Tal vez compensa el riesgo de desecación si debido a la temperatura del agua aumenta la velocidad de desarrollo de los huevos.

Área inundada del final de la Vega. Se puede apreciar el arco formado por la morrena frontal donde ahora crecen escobas y acebos. También se aprecia lo muy colmatada que está la vega, así como su fondo casi plano, lo que favorece el encharcamiento y los criaderos de anfibios.

En todo caso, el tiempo apremia tras un invierno riguroso que todavía se dejará sentir en la Cordillera. 

3 comentarios:

  1. Por si fuera interesante o útil para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
  2. Este año tanto para bichos como para humanos vamos por fortuna muy bien servidos de agua!!
    que guapo es el sitio pero me imagino que hay que ir allá bien calzado y no calar el calcetu.

    un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen reportaje
    Un gran saludo de un gran seguidor de tu blog

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...