lunes, 16 de septiembre de 2013

¡¡¡Ya lo hemos conseguido!!! Enhorabuena a todos!!!

Ya sé que la ironía no se entiende en la radio ni en internet, pero tengo un cabreo de tal calibre que no se podía expresar con palabras que fuesen aceptables para la lectura por parte de menores.

Durante las últimas semanas hemos asistido a un auténtico desfile de gallitos, personalismos, gestión lamentable, intereses económicos, manipulación mediática y más que cualquiera puede añadir, entorno a las carreras de maratón y ultra-trail en el Parque Natural de Somiedo, y su repercusión sobre los osos del mismo.

Todos se han puesto estupendos (FAPAS, FOP, alcalde, organizadores, directora de recursos naturales.....todos) pero visto lo visto a nadie le ha importado un bledo la conservación del oso o de cualquier otra especie, ecosistema o espacio natural. Sólo les interesa tener razón.

A los pocos, poquísimos, que han querido tener en cuenta mi opinión, o tan siquiera escucharme, he tratado de explicarles que así no se hacen las cosas, que la negociación sencilla y cumplir los compromisos es la única forma de actuar, que no se puede decir que las carreras perjudican al oso, ni lo contrario, porque nadie se ha molestado en estudiarlo de verdad, que antes de solicitar la anulación de cualquier evento que afecte directamente a la población de Somiedo (o cualquier otro Parque o espacio protegido) habrá que tratar de llegar a un acuerdo con los que allí organizan y viven, que antes de autoproclamarse defensor del oso habrá que defender un modelo de gestión compatible con los osos, su entorno y las personas que lo habitan, que gestionar un espacio natural no se hace a base de proclamas ni frases pomposas, que la legalidad (léase cumplir las normas que nos ponemos a nosotros mismos) no excluye a la administración local, regional o estatal, que el caciquismo está obsoleto, que no salir a la palestra pública no desmerece la gestión....etc.

Por todas estas razones y muchas otras que mi estado de ánimo no me permite expresar con suficiente claridad, doy la enhorabuena a todos los salvadores del oso que han conseguido que después de 25 años de Parque Natural, de convivencia y de conseguir que el oso fuese el emblema de Somiedo y de Asturies estos días hayan surgido como setas, pintadas en contra de lobos y osos, haciendo causa común y un daño mayúsculo a todos los esfuerzos de aquellos que sin ganar un duro, justo al contrario que todos estos telepredicadores de la conservación, luchamos a brazo partido, silenciosamente con las buenas formas y la educación  (ambiental o simplemente educación) a favor, no sólo del oso, si no de los ecosistemas, la convivencia, los habitantes de Somiedo, etc.

Serán dos descerebrados, pero crean opinión, y el día en que vuelvan los lazos y el veneno a Somiedo, el día en que se crea justificado cualquier iluminado para prender fuego a un monte que ha tardado 25 años en regenerarse, o aparezca un oso, o un lobo muertos en extrañas circunstancias, ese día nos echaremos las manos a la cabeza y de nuevo saldrán a la palestra el FAPAS, el FOP, el alcalde, la directora, la consejera y cualquier otro  que tenga ganas de lucirse a decir lo bien que ellos lo están haciendo y que es cosa de un iluminado aislado.

Esta es la pintada (que además durará años sin borrar) que en distintas versiones se extiende por todo Somiedo y Belmonte como una maldición.

Como siempre cada uno que saque sus propias conclusiones

Ya se ha conseguido tirar veinticinco años de conservación por el retrete

3 comentarios:

  1. Penoso,amigo, tuve la ocasión de ver la manifestación de los ganaderos en contra del lobo el pasado domingo en Covadonga, me costaba creerlo, tienen sus argumentos y aunque no los apoyo ni los comparto, pienso que alguien debe hacer algo, desde las administraciones, tanto en Asturias, en Cantabria o en cualquiera de las comunidades, para que el oso y el lobo dejen de ser los paganos de todos los males que afectan a la ganadería y a los ganaderos.
    Podían empezar por pagar a tiempo los daños que pueden causar.
    Un saludo y no caigamos en el desanimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en este caso es más penoso aún porque hasta ahora los ganaderos estaban en este tema tranquilos (como colectivo) y ahora el malestar y poner al oso y al lobo en el objetivo, es un sentir de parte de la sociedad somedana, no de un grupo específico. ¡País! que diría Forges.

      Eliminar
  2. Desgraciadamente, unos pocos, como dices, coartan a la Administración, hipotecándola con la amenaza de perder votos en las próximas elecciones. De un tiempo a esta parte, parece como si los depredadores "naturales", afloraran de debajo de las piedras. ¿No será que nos estamos metiendo, con la ganadería extensiva, en lo que siempre ha sido su zona?
    Es más fácil protestar y amenazar, que poner medios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...